Textos SEO que unas veces ayudan y otras no

La gente suele tenerlo claro: necesitan textos que posicionen.

Quieren estar arriba para «cebolles rellenes», «escribir un testamento» o «plumas estilográficas italianas». No importa, solo quieren posicionar.

Y está bien. El problema llega a la hora de comprar artículos SEO.

El que compra quiere pagar poco y recibir mucho. El que escribe lo hace rápido porque no le pagan lo suficiente. Genial. Todo encaja para que nada encaje.

En el mundo de los ibéricos todo está más claro. ¿Buscas un jamón que se derrita en el paladar? Paga 500€ (mínimo) por un Joselito. ¿Te conformas con un jamón magro? Ve al serrano de toda la vida (50€). Diez veces menos precio, diez veces menos calidad.

Textos SEO para web

Consiste en poner cuatro palabras clave

El precio es el primer obtáculo, menos para los que tienen una cartera desahogada y saben de qué va esta historia.

Simplificar todo al extremo es el segundo problema.

Sigue habiendo SEOs, CEOs, marketeros y jefes en general que creen que esto consiste en colocar cuatro encabezados y siete palabras clave. O peor aún, que va de tener el semáforo de Yoast en verde.

También los hay que solo buscan la cantidad en su fórmula para el éxito. Lo que viene siendo generar mierda a punta pala. Con perdón.

Y también está bien, porque tiene que haber de todo.

Pero a Google no le gustan los truquillos ni los atajos, le gusta la calidad. Como al que come Joselito a razón de 500€ la pieza. Y como a mí, que no como Joselito pero aprecio el trabajo bien hecho.

La Merche no sabe de SEO, pero…

Sin querer, mi tía Merche me enseñó mucho sobre el funcionamiento de los artículos optimizados para SEO.

A los dos nos encanta jugar al parchís. Lo hicimos en el confinamiento. Y solemos hacerlo los fines de semana. Dos contra dos. Con un solo dado. A lo loco.

¿Parchís? ¿En serio?

Totalmente. La moraleja viene ahora.

Cuando juego con ella pierdo el 80% de las partidas. Y siempre digo lo mismo: «vaya suerte has tenido, Merche». Ella solo ríe.

Me ha explicado una docena de veces lo mismo:

  • Evita las barreras salvo «en contadas ocasiones».
  • No arriesgues cuando vayas con ventaja.
  • Mira más allá del movimiento de la ficha.

Anoto mentalmente, vuelvo al tablero y se repite la historia. Sigo perdiendo el 80% de las partidas.

¿Por qué? ¿Y qué tiene que ver eso con los artículos SEO?

Estadísticas de artículo SEO

La clave de los buenos textos SEO

Lo que sin querer me enseñó Merche es que la teoría es necesaria, pero la experiencia lo es más. Bastante más.

Porque yo conozco la teoría del parchís. Incluso los trucos. Pero me falta «el callo» que da la experiencia. Para ser bueno en ese juego hay que interpretar y tener ojo. Echarle cientos de horas.

Con los artículos SEO pasa lo mismo.

La teoría la conocemos casi todos. El secreto está en echarle horas.

Para hacer buenos textos orientados al SEO hay que fallar y levantarse. Volver a fallar y volver a levantarse. Y probar. Y volver a probar.

La clave está en escribir contenido útil para el usuario con una capa de SEO para que Google lo lleve a las primeras posiciones.

¿Cuánto cuesta un artículo SEO?

El precio de los textos SEO genera debate y críticas. La gente se indigna por «demasiado caro» o «demasiado barato». Y, de nuevo, está bien. Yo cobro lo siguiente. Sin packs ni descuentos, como Joselito:

PalabrasPrecio
50060€
70077€
100099€
Más de 10000,095€ por palabra

¿Merece la pena comprar un texto SEOptimizado?

Depende. Y depende más de ti que de mí.

Por eso digo en el título que «unas veces ayudan y otras no».

Mis mejores clientes invierten todas las semanas en textos SEO. Todas, sin excepción. Porque saben que multiplicarán la inversión a medio plazo.

Pero pagar por un texto de calidad no obra el milagro. Me explico.

Esto es como el que compra el jamón Joselito del inicio y lo corta con el cuchillo cebollero de toda la vida. Imagina el resultado. El equivalente con las webs sería colocar los textos en entornos sin optimizar. Necesitas una web mínima viable.

¿Funcionarán estos textos en el futuro?

Combinar SEO, utilidad y originilidad funciona hoy y funcionará mañana.

Salirse de la caja es mi objetivo como redactor SEO. Hacerlo con estilo, sin mirar al vecino.

Si te interesa algo así, escríbeme.